Borja Mayoral, el deseado

La historia de amor entre Ángel Torres, el Getafe y Borja Mayoral no es nueva. Tiene, como mínimo, casi seis años de antigüedad y en el club madrileño no quieren que termine en junio, cuando concluirá la cesión que acordó el Getafe con el Real Madrid. Su rendimiento desde que llegó al club azulón, no ha pasado desapercibido y el Getafe desea su continuidad.

Su última exhibición, en Balaídos ante el Celta, donde marcó los dos goles de la victoria del Getafe (0-2), es otra llamada de atención para su presidente, que ya en marzo de 2016 soñaba con conseguir los servicios del delantero del Real Madrid.

«Ya pedí a Borja Mayoral este año, pero José Ángel Sánchez no me lo dio y se lo tendré que llorar otra vez. Nos cedieron a Medrán, que es un gran futbolista. Pedimos a Mayoral pero nos dijeron que se quedaba en el Castilla y de tercer delantero del equipo», dijo Torres.

El Wolfsburgo ‘birla’ al Getafe a Borja Mayoral

Por aquel entonces, Borja Mayoral apenas tenía 19 años y, efectivamente, intentaba abrirse paso en el Real Madrid Castilla. Aquella temporada, la 2015/16, marcó quince tantos en el filial blanco. Incluso llegó a debutar con el Real Madrid. Fue Rafa Benítez quien le dio la alternativa, un 31 de octubre de 2015 durante un partido frente a Las Palmas en el que jugó los últimos tres minutos.

Después de aquella experiencia, la cesión que deseaba el Getafe no llegó. Se la birló el Wolfsburgo de la Bundesliga, donde apenas participó en veinte encuentros, sólo cuatro de ellos en el once titular. Marcó un par de goles, pero la experiencia no fue buena. A su regreso, Ángel Torres volvió a la carga.

Borja Mayoral celebra un gol con el Real Madrid.
Borja Mayoral celebra un gol con el Real Madrid.

Durante la presentación de las camisetas que iban a lucir sus jugadores en el curso 2017/18, el presidente del Getafe insistió en su interés por Borja Mayoral: «Le queremos y lo hemos pedido (al Real Madrid). En caso de que salga, será a final de agosto, pero tiene muchas novias. Lo hemos pedido», reconoció.

De nuevo, la petición del Getafe no surtió efecto y Mayoral se quedó en el Real Madrid a las órdenes de Zinedine Zidane. Con el técnico francés tuvo sus oportunidades y mejoró sus números del Wolfsburgo. Participó en 24 partidos, adquirió experiencia europea con minutos en la Liga de Campeones, fue titular hasta en nueve ocasiones durante el curso y firmó siete goles entre Liga, Copa del Rey y ‘Champions’.

La Roma también pudo con Ángel Torres

Pero no sería la última vez que Ángel Torres pidiera la cesión de Borja Mayoral. Después de su experiencia en el Real Madrid, se fue cedido al Levante. Allí jugó dos temporadas y por fin se asentó en un equipo. Fue titular casi indiscutible y dejó catorce tantos para el recuerdo del conjunto valenciano. Y, cuando acabó su segundo año, tras el curso 2019/20, el presidente del Getafe volvió a la carga.

En aquel verano de 2020, presentó una lista de la compra al Real Madrid. Incluía los nombres de Brahim Díaz y de Borja Mayoral. De nuevo, recibió calabazas. El primero se marchó al Milan y el segundo al Roma. Otra vez, la tercera, Ángel Torres perdía a un delantero que en su primera temporada en Italia rompió sus propias barreras.

En el Roma, bajo las órdenes de Paulo Fonseca, firmó las mejores estadísticas de su carrera. Anotó 17 tantos en todas las competiciones (siete en la Liga Europa y diez en la Serie A). Además, esta vez, fue titular en más de la mitad de los partidos del cuadro italiano. Acumuló 2.321 minutos en 47 partidos y con 24 años se convirtió en un jugador potente.

Sin embargo, su situación cambió drásticamente con la llegada de José Mourinho al banquillo del Roma. Tras renovar su cesión, se encontró con el técnico portugués, que hasta el mes de enero prefirió a otros jugadores como Tammy Abraham o Nicolò Zaniolo para organizar el ataque de su equipo.

A la cuarta fue a la vencida

Y, otra vez, la cuarta, apareció Ángel Torres, que necesitaba reforzar a su Getafe en el mercado de invierno. Fichó a Óscar Rodríguez, Okay Yokuslu y echó sus redes en el Roma, donde un par de jugadores vivían sin minutos bajo el mandato de Mourinho: Gonzalo Villar y Borja Mayoral.

Ambos llegaron justo cuando el Getafe empezaba a salir de un bache terrible. Destituido Míchel tras sumar un punto en las ocho primeras jornadas, su sustituto, Quique Sánchez Flores, consiguió estabilizar la situación. Y, cuando llegó Borja Mayoral, el Getafe era decimoséptimo, fuera del descenso, con 18 puntos.

Quique decidió confiar en los jugadores con los que salió del agujero y al delantero cedido por el Real Madrid le costó asentarse en el once. Pero, mientras lo consiguió, marcó al Granada, al Atlético, al Cádiz y al Mallorca, casi siempre jugando las segundas partes completas en competencia con Sandro Ramírez.

En Balaídos, ya titular, volvió a desatarse con su primer doblete en el Getafe. Por primera vez disputó noventa minutos completos esta temporada. No lo había hecho ni en el Roma ni en el Getafe.

Ángel Torres vuelve a soñar con más Borja Mayoral: «Vamos a intentar que siga, indudablemente. El chico está contento. La Roma no va a ejercer la opción. Vamos a intentar que se quede aquí», dijo recientemente. De nuevo, en un par de meses, se reactivará la historia de amor entre Ángel Torres y Borja Mayoral, el deseado por el presidente del Getafe, que sueña con contar con los goles del delantero blanco para la próxima temporada.

The post Borja Mayoral, el deseado appeared first on ElDesmarque Madrid.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies